El hallazgo de 28 nuevas especies de insectos y arácnidos (artrópodos), especialmente de algunas familias de ortópteros (langostas) y escorpiones (alacranes) endémicos del cono Sur, fue parte de los resultados que arrojó el levantamiento de información por parte del Inventario Nacional Biodiversidad en la zona norte y mediterránea del país y que fueron presentados en la ciudad de Antofagasta por el Sistema Integrado de Monitoreo de Ecosistemas Forestales Nativos (SIMEF).

La actividad –que se llevó a cabo en el auditorio de la Biblioteca Regional de Antofagasta- contó con la participación del Director Ejecutivo de la Corporación Nacional Forestal (CONAF), José Manuel Rebolledo; el seremi de Agricultura de la Región de Antofagasta, Gerardo Castro; el seremi (s) del Medio Ambiente de la región de Antofagasta, Roberto Villablanca; y el Director Regional del CONAF Antofagasta, Cristian Salas.

Cabe mencionar que desde marzo de 2017, el SIMEF comenzó a implementar el primer Inventario de Biodiversidad a gran escala, de cobertura nacional y que tiene por objetivo conocer la presencia o ausencia de mamíferos, artrópodos (animales invertebrados), reptiles y aves, asociados a los ecosistemas vegetacionales nativos del país. La primera fase de esta recolección de datos comenzó en la zona norte del país, entre las regiones de Arica y Parinacota y Coquimbo, y posteriormentese llevó a cabo en la zona mediterránea (Región de Valparaíso al Maule).

Durante a presentación de los resultados, se destacó que la mayoría de los hallazgos de nuevas especies en la región de Antofagasta, fueron realizados en el Parque Nacional Llullaillaco y el Monumento Natural Paposo, y que corresponden a especies de arácnidos de las familias Bothriuridae, Mummuciidae y Ammotrechidae; mientras que los hallazgos para insectos corresponden a nuevos elementos de las familias Tenebrionidae (Coleoptera) y Tettigoniidae (Orthoptera).

En la oportunidad, el Director Eejecutivo de CONAF, José Manuel Rebolledo, señaló que el Inventario Nacional de Biodiversidad que lleva adelante el SIMEF es un trabajo relevante para el país, ya que permite complementar la información que se tiene de las áreas silvestres protegidas, “además es sorpresivo conocer que, a través de este inventario, se han descubierto 28 nuevas, de las cuales 16 fueron halladas en la región de Antofagasta, específicamente en el Parque Nacional Llullaillaco”, destacó Rebolledo.

Por su parte, el coordinador del componente de biodiversidad del SIMEF e investigador del Instituto Forestal (INFOR), Dr. Gerardo Vergara destacó la calidad y relevancia del trabajo realizado y que sin lugar a duda es un aporte para la ciencia y la biodiversidad del país, ya que no se puede realizar una conservación efectiva si no se conocen las especies que componen nuestro capital natural. “La identificación y descripción de estos hallazgos nos permitirá entender de mejor manera el rol que cumplen estas especies en el funcionamiento de los diversos ecosistemas de Chile, ya que sólo en la medida que conozcamos qué especies tenemos y dónde habitan, comprenderemos el impacto del cambio climático y como afecta este a la extinción, desplazamiento o aparición de nuevas especies”, detalló el Dr. Vergara.

El hallazgo de estas nuevas especies fue hecho por investigadores de la Universidad de La Serena, quienes junto a profesionales del Instituto de Ecología y Biodiversidad (IEB), llevan adelante el trabajo de recolección de datos para el Inventario de Biodiversidad.

Para los investigadores de la Universidad de La Serena (ULS), la oportunidad que ofrece este primer Inventario de Biodiversidad de seguir encontrando nuevas especies, es alta. “Por ejemplo, el conocimiento en relación a los artrópodos del Parque Nacional Llullaillaco es casi inexistente, de hecho la nuestra fue la primera expedición artropodológica realizada a esta área protegida. Es por esto, que en la medida que se generen iniciativas como el SIMEF para estudiar la flora y fauna en hábitats poco conocidos y de difícil acceso, las probabilidades de descubrir nuevas especies para Chile aumentarán”, reveló el investigador del Laboratorio de Entomología Ecológica (LEULS), de la ULS, Jaime Pizarro, quie lideró el equipo que realizó el levantameinto de datos.

Al fnal de la actividad, hubo consenso respecto a que los resultados que entregará este inventario le permitirá al país contar con información valiosa asociada a ecosistemas terrestres, y con ello la posibilidad de monitorear e implementar medidas de manejo y conservación de su biodiversidad.

 

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter